RepRap

RepRap Huxley (mini-Mendel)

RepRap

El proyecto RepRap (Replicating Rapid Prototyping ) fue comenzado por Adrian Bowyer con el objetivo de hacer accesible la tecnología de impresión 3D o prototipado rápido, a través de la fabricación de una máquina que sea capaz de replicarse a si misma. Por otra parte, en vez de los 30.000 € que suele costar una impresora 3D “profesional”, RepRap requiere una inversión aproximada de 500€.

RepRap, actualmente en su versión “Mendel” utiliza el procedimiento del hilo de plástico fundido para trazar en el espacio objetos fabricados en plástico. Las dimensiones del objeto fabricado oscilan entre 200 mm (W) x 200 mm (D) x 140 mm (H) con una precision de 0.1mm de movimientos.

La particularidad del proyecto respecto a otros proyectos “DIY” estriba en el compromiso político de su fundador Adrian Bowyer respecto a la cuestión de la reapropiación de los medios de producción por el pueblo y al compromiso de hacer pública y accesible una tecnología reservada hoy en día exclusivamente para fines industriales.

La particularité de ce projet par rapport à d’autres projets "DIY" est dans l’engagement politique de son fondateur Adrian Bowyer.
Il est en effet question de réapropriation des moyens de productions par le peuple, de rendre l’usage de cette technologie abordable financièrement et techniquement alors qu’elle est encore aujourd’hui réservée à des usages industriels.

Más allá de las consideraciones políticas y sociológicas del proyecto, RepRap está fuertemente inspirado por el modelo de “construcción universal” de John von Neumann: la máquina auto-replicante que se reproduce a si misma. En efecto, la máquina RepRap “ Mendel” actual puede producir más de la mitad de sus componentes. El resto son cables, tornillos y componentes electrónicos fáciles de encontrar. Una persona que posea esta máquina puede producir/compartir sus propias piezas de recambio a un coste menor. Este razonamiento naturalista reviene sobre los aspectos políticos del proyecto: las máquinas se pueden” reproducir” con nuestra ayuda, de forma exponencial, ofreciendo una capacidad de producción sin precedentes.

Los residuos de plástico nos abruman. Es una materia prima fácil de encontrar! De momento, la máquina utiliza hilo de plástico de 3mm de espesor, lo que supone un condicionamiento todavía “costoso” que podemos reemplazar por granos y virutas de plástico, más fáciles de encontrar entre proveedores de materiales del reciclaje.
A corto plazo, el sistema permitirá producir su propia materia prima a partir del triturado de nuestros residuos plásticos diarios. La maquina fabricará las piezas de la trituradora, con lo que obtenemos una pequeña fábrica.

El proyecto RepRap está documentado en su web oficial, donde podéis consultar toda la información y seguir el desarrollo del proyecto a través de su blog.

Nosotros os proponemos, al hilo de la fabricación de nuestra primera máquina, explicaciones técnicas y consejos en francés y castellano. Sin embargo, nuestro propósito no es traducir la documentación ni desarrollar un criadero de máquinas autorreplicantes. Antes de que esta máquina nazca, será ya una excusa para imaginar proyectos artísticos, prototipos y desviaciones varias.

Domingo 13 de diciembre de 2009, por Alexandre Korber

Comentar este artículo